Derecho a la Salud Mental

Las actividades planteadas en el proyecto sobre salud mental implementado por la Defensoría, contribuye a mantener los soportes que actualmente puede ofrecer la universidad a la comunidad universitaria en áreas como: competencias emocionales, habilidades sociales, capacidad para enfrentar situaciones complejas, autoconfianza y autoestima, las cuales resultan clave para prevenir o atender problemas de salud como ansiedad, estrés, depresión, consumo de sustancias y otras adicciones, ideación suicida, entre otras que pretenden mejorar el bienestar de la comunidad universitaria.

La salud mental es un problema que desde hace décadas ha llamado la atención en las instituciones de educación superior en México y en el mundo. Las investigaciones al respecto identifican claramente que las poblaciones de estudiantes padecen principalmente estrés, ansiedad y depresión, mientras que las personas que realizan trabajo académico en docencia e investigación, también se encuentran en riesgo de padecer burn out o síndrome de la persona quemada, por una demanda excesiva que tienen en el ámbito laboral y por la sobrecarga de trabajo, esto último ocurre también en personas que realizan labores administrativas, eventualmente este tipo de problemáticas pueden generar ambientes hostiles y de violaciones a los derechos universitarios en las universidades.

En muchos casos las personas que presentan problemas de salud mental se resisten a expresarlos y solicitar ayuda, hay temor a la crítica y a la discriminación, ya que, en el caso del alumnado, persiste la idea de que sus malestares son exageraciones que se pueden resolver con carácter y disciplina, o bien porque no cuentan con las herramientas necesarias para identificarlos.

Por lo anterior, en la Defensoría consideramos que uno de los elementos para lograr la “cultura de la paz” es visualizar el problema de manera compleja, también como derecho humano a la salud para la comunidad universitaria, por eso implementamos campañas de sensibilización y actividades que faciliten el acercamiento con el alumnado y el resto de la comunidad a los servicios de atención a la salud mental.

El objetivo último del proyecto consiste en coadyuvar interinstitucionalmente para desarrollar un espacio dentro de la Defensoría que ofrezca recursos de apoyo para la atención a la salud mental como un derecho universitario, poniendo a disposición de la comunidad universitaria recursos y materiales accesibles, de fácil comprensión, organizando eventos y estableciendo alianzas con otras instituciones que ofrezcan servicios gratuitos a bajo costo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.